Ultimos Articulos

martes, 22 de enero de 2013

La fasciolasis


La fasciolasis es una enfermedad para-sitaria que afecta a gran cantidad de animales y al hombre. Es causado por el trematodo “fasciola hepática”, que es conocido como zoonotico.

SÍNTOMAS EN PERSONAS

Se presentan en dos sub tipos diferentes:

a) TÍPICOS.- Los síntomas característicos son: dolor, ictericia, fiebre en brotes irregulares, asterria, vómitos o diarreas. Además es característica la aparición de leucocitosis con elevada eosinofilia.

b) ATÍPICO.- Hipersensilidad que puede ser generalizado o localizado en diferentes órganos como en los pulmones, síntomas respiratorios como tos, disnea, hemoptisis o derrames pleurales, en el corazón se origina pericarditis, insuficiencia cardiaca, y en el sis-tema nervioso central, donde se produce cefalea o síndrome meníngeo y prurito.

DIAGNOSTICO.- Se debe empezar por una anamnesis que recabe la máxima información posible en el animal, es muy importante la realización de un diagnostico temprano para evitar posibles daños hepáticos.

- Coproparontología

- Hematológicos

TRATAMIENTO

EN PERSONAS.- El tratamiento para la fasciolasis es el dehidroemetino inyectable.

BIOTENOL.- Es la droga más efectiva de todas las disponibles para el tratamiento de la enfermedad, tanto en la fase aguda como en la fase crónica.

La dosis oscila entre 30 � 50 ml/p.v.

EN ANIMALES.- El trimax a diferencia de los restantes fármacos de este grupo, carece de esta actividad nematocida, pero tiene una notable acción fasciolacida, a la dosis de 10cc/kg. Por vía oral, tiene una gran eficiencia sobre fasciolas hepáticas de hasta un día de edad y elimina el parásito.

NEMATODO DE TRANSMISIÓN EN ANI-MALES.- Se infestan por pastoreo en lugares húmedos o en bofedales ya que en estos lugares existen la presencia de meta cercarias, que estan enquistadas en los pastos y en aguas estancadas.

EN PERSONAS.- Se adquiere al ingerir las meta cercarías enquistadas sobre las hojas de los berros, lechuga, no tomar agua cruda en lugares donde están infestados con el parasito.

SINTOMAS EN ANIMALES

Después del inicio de la infestación los síntomas son múltiples, como: meteorismo, fiebre hepatomegalia, ictericia, puede aparecer necrosis, cambios adenomatosis o fibrosis en los tejidos, especialmente de los conductos biliares en los que puede aparecer hiperplasia o hipertrofia, el leucocito durante esta fase desaparece junto a la eosinofila.